Después de cuatro años ausente de Madrid Fusión, Quique Dacosta, uno de los cocineros nacionales más emblemáticos regresaba con su nueva filosofía culinaria, una filosofía que se remite al origen mismo de la cocina, a una elaboración típica de su zona, Denia, hecha mayormente con productos de mar: los salazones.
La sal se convertía en su sello personal y esto había que comunicarlo de la forma más espectacular posible. Así nace "Sal", una combinación entre cocina y poesía para generar una pieza única.
SPOT
REPERCUSIÓN EN MEDIOS
Back to Top